jueves, 27 de noviembre de 2014

Te quiero como el mar quiere a los ríos, como el ave a la rama como la nube al aire, y como el cuerpo al alma. Te quiero como el sol quiere a la luz, como el fuego a la llama, la lluvia a la tierr. Te quiero como el bien quiere a la vida, como a la fuente el agua, la caricia a la piel, y a la voz la palabra. Te quiero como nunca se quisieron el dolor y la lágrima, la armonía y la música, la torre y la campana, la rosa y el jardín, la penumbra y el alba, el verso y el papel…






 









 



 









 














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.